viernes, 1 de diciembre de 2017

Primer Chakra: Muladhara

Del Sánscrito Mula=Raíz o base y Adhara que significa soporte o sostén. Se denomina así por ser el lugar de origen de todo el desarrollo de la conciencia y la ascensión energética de la energía kundalínica.

Este chakra se representa con un mandala de una flor de loto con cuatro pétalos, en cada uno de ellos a veces está escrita una letra sánscrita (Sam, Vam, Sham, Śam), que representan las vibraciones de sonido individual de los nadis asociados.


Las ubicaciones de los chakras a nivel físico son solo alusiones, pues lo sutil y energético no es lo físico y tangible. Este chakra se sitúa aproximadamente entre el ano y los genitales, cérvix de las mujeres y perineo de los hombres.

Glándula endocrina: Suprarrenales o corticoadrenales.
Otras partes del cuerpo: Piernas, huesos, aparato urogenital e intestino grueso. 
Plexo nervioso mayor: Coxígeo.
Elemento: Tierra
Desarrollo: Desde 0 a 7 años.
Nota: Do, 261,6 Hz
Música: Sonidos de la naturaleza o primitiva con tambores.
Bija Mantra: LAM, sonido que representa al elemento tierra.
Color: Rojo
Sentido: Olfato.
Función: Arraigo, supervivencia, salud, seguridad.
Palabra: Yo tengo.
Emoción que lo bloquea: Miedo.
Estado íntimo: Tranquilidad, firmeza, estabilidad.
Animal: Elefante (Ganesha)
Dios: El niño Brahma.
Diosa: Dakini (Caminante del cielo).
Planeta: Saturno.
Gema: Granate, ágata, coral, hematites, pirita, rubí.
Aromas: Rosa, jazmín, clavo, sándalo, cedro, pimienta.
Alimentos: Proteinas.


Glándulas Suprarrenales
Este chakra está relacionado con la salud física y el mundo material, nuestra casa, trabajo, amigos y familia. Cuando está en pleno funcionamiento se manifiesta un poderoso deseo de vivir en la realidad terrenal, una presencia sólida, firme, vital y con la energía en movimiento. Vivimos con las ganas e ilusión con la que lo hacen los niños. Tenemos buena relación con el dinero, con las posesiones físicas, buena autoestima, salud física y relaciones sanas con la familia y amigos. Representa la manifestación de la conciencia individual en la forma humana, el nacimiento físico.

La energía que mueve Muladhara, tiene que ver con la supervivencia, lo material, el cuerpo, la comida, los comienzos, la unidad, la individualidad y la tierra. Desarrolla nuestra relación con el derecho a existir y a tener. 

Este chakra es la sede de la fuerza de la energía, es un motivador y es la raíz de todo crecimiento, del deseo como fuerza motivadora. Igualmente hace alusión a la función de eliminación, de desechar los desperdicios, las toxinas y la suciedad, por su puesto no solo a nivel físico, sino también emocional y mental. Por este motivo su sentido es el olfato, si guardas toxicidad dentro, terminas siendo un recipiente de porquería, y como la basura tiene mal olor, inconscientemente, buscamos la forma de evitar que suceda. En caso de no darnos cuenta, los demás terminarán por decírnoslo o alejarse.


Si este centro está disfuncional pueden darse dos tipos de conductas:

Pasivas: Falta de presencia, vitalidad física bloqueada o baja, como "estar en otro sitio". Evita  la actividad física y se ve arrastrado por la pasividad, la inseguridad y el miedo para ganarse la vida. Puede tener una gran necesidad de posesiones materiales y trabajo seguro. También suele dar alteraciones del sueño, de alimentación y de cuidado personal. 

Hiperactivas: Persona que no se deja descansar, siempre está haciendo cosas físicas pudiendo caer en el fanatismo del trabajo. Puede tener conductas violentas basadas en la inseguridad, codicia, avaricia, y sexualidad genital desmedida. Deseo desmedido de posesiones materiales e incapacidad de abrirse a los placeres de la vida cotidiana.

Trabajo interno: Equilibrio entre la actividad y la pasividad. El manejo equilibrado del dinero y las posesiones materiales. Regulación de las funciones físicas: sueño, actividad física, alimento, etc. Enraizamiento y sentido de centro físico. Desarrollo de capacidad de supervivencia.

Uttanasana             Vriksasana
Asanas que ayudan a equilibrar este chakra:

-Baddha Konasana
-Uttanasana (Pinza de pie)
-Pachimottanasana (Pinza)
-Janyasana
-Tadasana (Montaña)
-Virabadrasana (Guerrero)
-Vriksasana (Árbol)
-Trikonasana (Triángulo)
-Supta Vajrasana



Recuerda construir tu propia salud.
Tu bienestar depende de ti.



- Namaste -

Urtzi Artola

Instagram namaste.zentroa
Síguenos a través de facebook

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Nadis y Chakras ¿Qué son?

Para entender que son los nadis y los chakras desde la perspectiva yóguica, tenemos que partir del campo energético universal. Esta energía no está definida por la ciencia occidental (solo se acercan los conceptos de la física cuántica) y podemos denominarla como bioplasma, que empapa todos los objetos tanto animados como inanimados en el espacio y los conecta entre sí.

El ser humano esta compuesto a su vez por tres cuerpos completamente relacionados entre ellos, el físico, el mental y el espiritual.
El cuerpo físico (denso), es el más fácil de comprender, se trata del cuerpo que estudia y trabaja la medicina occidental, los huesos, órganos, músculos…
El mental (astral o alma) no es visible para el ojo físico y comprende aspectos sutiles como las emociones, energías y psiquis.
El espiritual (causal), es el origen de los otros dos, donde reside la conciencia, la esencia o el ser.

Es el cuerpo astral o energético el que sirve de vehiculo para unir el espíritu (púrusha) con la materia (prakriti o el cuerpo físico) y el que se relaciona a su vez con el campo energético universal. El modelo que mejor puede explicar el sistema energético humano es el holográmico, donde cada pieza se representa de forma exacta para soportar el cuerpo físico.
   NIVEL ESPIRITUAL - SER          NIVEL ÁLMICO - ENERGÍA          NIVEL FÍSICO - HUMANO
Cuando hablamos de nadis y chakras, comenzamos a profundizar en la comprensión del funcionamiento del cuerpo energético según la tradición yóguica y en su relación con el cuerpo físico y espiritual.


Chakra es una palabra sánscrita que significa rueda. Es el término utilizado para designar determinados centros o vórtices energéticos que se encuentran en el cuerpo astral. Son los núcleos donde se genera y transforma el prana, o energía vital, centros de intercambio entre las dimensiones física y la astral, y entre esta y la causal, para después distribuirla al resto del cuerpo.

Esta distribución se hace por medio de los nadis, que en lengua sánscrita quiere decir tubos, son los conductos energéticos del cuerpo astral. Algunos tratados hablan de más de 72.000 nadis, pero los tres principales son Ida, Pingala y Shushumna.


Mediante los chakras, la energía del prana puede transformarse en energía para la dimensión física y decimos que un chakra se abre cuando crece su tamaño, esto se logra cuando la persona logra tomar conciencia de su existencia y lo activa. Cuando la energía del chakra no se integra, se bloquea y puede originar diferentes problemas físicos y psíquicos, deformando nuestras percepciones y embotando nuestras sensaciones.

Cada cuerpo tiene su propio juego de 7 chakras principales y cada chakra tiene tres funciones básicas:
  1. Revitalizar el cuerpo.
  2. Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, ya que cada chakra se relaciona con diferentes funciones psicológicas, visibles en los entornos sociales.
  3. Transmitir energía entre los diferentes niveles.
En los textos clásicos del yoga, cada chakra se representa con un mandala, un color, un elemento y se relaciona con una glándula endocrina, un plexo nervioso mayor y con cada uno de los cinco sentidos.

Aunque originalmente estos conocimientos no tienen que nada que ver con la salud ni las terapias, más bien con concepciones filosóficas que nos aproximan a la trascendencia y a la liberación espiritual, la comprensión de su funcionamiento puede facilitarnos el pasaje por las diferentes situaciones y etapas ante las que nos encontramos. 

Desde esta nueva perspectiva, el conocimiento de sí mismo es el que tiene efectos terapéuticos, ya que cuando uno va aprendiendo a observar su cuerpo, sus emociones y sus propios pensamientos, distanciándose de ellos, comienza también a actuar con conciencia, conduciéndose a sí mismo a la liberación de conflictos tanto a nivel orgánico como psicológico.


Recuerda que la verdadera sabiduría nace de la experiencia.


- Namaste -

Urtzi Artola

Instagram namaste.zentroa
Síguenos a través de facebook


jueves, 12 de octubre de 2017

¿Que es Yoga?

Para muchos yoga es una gimnasia suave, otros te dirán que es para relajarse, calmar la mente y muchos piensan que es una práctica espiritual. Todos ellos están en lo cierto, la palabra yoga proviene de la raíz sánscrita "Yuj", que quiere decir unir, juntar, sujetar o integrar.

Se puede entender como la unión, de forma equilibrada, de todos los aspectos que conforman un ser humano, cuerpo, emoción, mente y entorno social en unidad con vistas al campo espiritual o trascendental. Se hace referencia a la sana coexistencia con nuestro entorno, resto de personas, animales y naturaleza, aunque desde un enfoque más espiritual quiere decir la unión del YO individual (Atman) al YO supremo (Brahman), deidad sin forma que representa lo absoluto.

El yoga es una herramienta para curiosear, de una forma sana y prudente, nuestro mundo interior. Se trata de usar el yoga como un turista usaría una buena guía turística. Uno se compra la guía para hacer su ruta orientado y aunque no es la única forma de pasear, también se puede hacer a ciegas, el que quiere aprovechar bien su viaje, lo planifica y se deja asesorar. 
Ardha Padmasana (postura de media flor de loto) con Namaste Mudra
Comos turistas en nuestro mundo interno, el lugar más desconocido del universo, y con una buena guía como el yoga no nos perdemos los sitios de interés. Yoga es una disciplina que propone unas pautas para el crecimiento y desarrollo interior, a lo que llamamos comúnmente trascendencia o el conocimiento del "Sí mismo".

Todo el mundo, aunque no lo sepa está en un camino de trascendencia, avanzando más allá de donde ahora está. Lo que sucede la mayoría de las veces es que la trascendencia la vivimos inconscientemente. Por eso tenemos bastantes desaciertos, perdemos tiempo, perdemos energía, nos metemos por caminos sin salida y tenemos que regresarnos para buscar otra salida.

Para alcanzar este estado de unión y consciencia, el yogui practica el perfeccionamiento de cada uno de los 8 pasos que Patanjali, un recopilador de las técnicas de yoga, esquematizó en su obra clásica "Yoga Sutras". Estas 8 ramas descritas por Patanjali son:

Yama: código moral que el individuo tiene que controlar.
Niyama: código ético que el individuo tiene que cultivar.
Asana: postura.
Pranayama: control de la energía por medio del control de la respiración.
Pratyahara: liberación de la mente del control de los sentidos sensoriales.
Dharana: concentración.
Dhyana: meditación o concentración mantenida en el tiempo.
Samadhi: estado de superconsciencia, de liberación y unión con la totalidad.

De estos pasos del yoga, asana y pranayama son las más conocidas y practicadas en Occidente aunque poco a poco más personas acuden a clases de meditación para mejorar y mantener la salud de su mente. En cualquier caso, el poder del yoga está demostrando que tras el tiempo suficiente de práctica constante y consciente, el practicante adopta hábitos de vida más sencillos, saludables y sinceros para con uno mismo como para el mundo exterior, por lo tanto: 

¡A PRACTICAR YOGA!

Recuerda que la verdadera sabiduría nace de la experiencia.


- Namaste -

Urtzi Artola

Instagram namaste.zentroa
Síguenos a través de facebook


domingo, 3 de septiembre de 2017

Namaste y Bienvenidos


Os damos la bienvenida a este nuevo proyecto, un blog sobre yoga, meditación y otros conceptos orientales que trabajamos en las clases de yoga.

Namaste Figura Budista Tibetana
Y que mejor manera de hacerlo que con un saludo lleno de significado y simbolismo como Namasté, el cual ha sido fuente de inspiración para dar nombre a nuestro pequeño estudio de yoga, Namaste Yoga Zentroa.

Namasté es una forma de decirse “hola” y “adiós” en India y también en otros paises orientales como Nepal, por los budistas, hindúes, jainistas o sijs. Puede usarse para saludarse o despedirse en las acciones de la vida cotidiana, pero la palabra encierra en sí misma un significado mayor que a priori no es identificable.

Como en muchas ocasiones en el mundo del yoga, el idioma de donde proviene esta palabra es de sánscrito y se compone de dos partes. Por un lado se encuentra el vocablo “namas” cuyo significado es “reverencia o adoración” y por otro lado “te” que es un pronombre personal que significa “tu o usted”, pero se traduce como “a ti” o “a usted”. De este modo nos encontramos con la forma más noble y digna que un ser humano puede saludar a otro, “te reverencio a ti” o “me inclino ante ti”.

Se trata de una forma pura y limpia en la que una persona se reconoce a sí misma en los demás y saluda a modo de mostrar ese reconocimiento. Dicho de otro modo es que la parte más profunda de una persona, la esencia, saluda a la misma parte, o esencia, de la otra persona.

Anjali Mudra
Para expresar este saludo, en India, Nepal y otros lugares de cultura oriental, se hace un gesto con las palmas de las manos abiertas y juntas (anjali mudra), delante del pecho, con una suave inclinación de cabeza, sin necesidad de decir nada, en silencio absoluto. Esta unión de las palmas conforman un gran sello, es un gesto de poder donde se cierra el circuito energético de nuestro cuerpo.

Es tal el sentido de respeto que este gesto expresa, que la idea de que todas las personas comparten la misma esencia divina, la misma energía, se hace sólida mediante la propia experiencia. Es por esto que el gesto y palabra unidas, generan una gran fuerza pacificadora, al sentir que disponemos en nosotros el mismo origen que el de el propio universo.

A veces este saludo puede realizarse poniendo las dos manos juntas delante de la frente, mientras que si la reverencia se hace para saludar a una deidad o santidad, las manos se sitúan sobre la cabeza completamente.

Cuando nos saludamos de esta forma y se hace desde la autenticidad, se crea un vínculo natural entre las personas que se saludan, más allá de intereses, expectativas o roles sociales. También es un modo de expresar los buenos deseos hacia el otro.

En las clases de yoga solemos emplear este saludo al finalizar la clase, ya que es en este momento cuando el ambiente y la psique de cada practicante están más calmadas y esto posibilita que emerja la identidad verdadera que saluda y reconoce a sus iguales.

"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


- Namaste -

Urtzi Artola

Instagram namaste.zentroa
Síguenos a través de facebook